Recomendaciones para tomar infusiones

En Este Blog vas aprender a tomar una infusión

Instrucciones

Te Huerto del Eden

 

3 comentarios en “Recomendaciones para tomar infusiones

    • La hora del té es un modo de vida que comparte la población de distintos países, los cuales han adoptado a las hierbas, plantas e infusiones como bebidas saludables llenas de historia. Sin embargo, el té verde y el té negro son de los más consumidos en todo el mundo ¿cuál ofrece los mayores beneficios para ser considerado como el mejor?

      A manera general lo que se destaca del té son los antioxidantes, específicamente los polifenoles, los cuales ayudan a bloquear la oxidación y la producción de los radicales libres. Siendo aquellos que contribuyen a un desarrollo de enfermedades como el cáncer. Pero tanto el té verde como el té negro se originan en la misma planta Camellia sinesis, por lo que según investigadores afirman que ambas variedades tienen cantidades similares de polifenoles.

      Además, varios estudios avalan que los beneficios del té verde a la hora de prevenir la pérdida de memoria en edades avanzadas es muy significativo. Incluso una investigación realizada por el NCI vincula al té verde con una mejora en la memoria y la prevención del Alzheimer. En cuanto al té negro, éste es rico en teaflavinas y terubiginas (componentes que dan esa coloración rojiza), quienes reducen el riesgo a padecer complicaciones de salud como osteoporosis, cálculos renales, colesterol elevado, diabetes y Parkinson.

      Té negro

      De hecho, el té negro contiene más cafeína (64 a 112 miligramos de cafeína por taza) que el té verde (entre 24 y 39 miligramos de cafeína por taza), por lo que el té negro eleva los niveles de energía y activa el metabolismo. En lo que respecta a las vitaminas, el té verde contiene más cantidad de vitamina A y C que el té negro. En el caso de la vitamina B3, el té negro contiene el doble de dicho nutriente, aunque al elaborar la infusión la concentración se minimiza, igualándose el valor en ambas bebidas.

      Al final, el té verde y el té negro han demostrado evitar el crecimiento de tumores cancerígenos a la vez que ayudan a activar el metabolismo para favorecer la pérdida de peso, reforzar los huesos y mejorar la piel. Por lo tanto, los dos son igualmente beneficiosos para el organismo, siempre y cuando la ingesta sea moderada.

  • La hora del té es un modo de vida que comparte la población de distintos países, los cuales han adoptado a las hierbas, plantas e infusiones como bebidas saludables llenas de historia. Sin embargo, el té verde y el té negro son de los más consumidos en todo el mundo ¿cuál ofrece los mayores beneficios para ser considerado como el mejor?

    A manera general lo que se destaca del té son los antioxidantes, específicamente los polifenoles, los cuales ayudan a bloquear la oxidación y la producción de los radicales libres. Siendo aquellos que contribuyen a un desarrollo de enfermedades como el cáncer. Pero tanto el té verde como el té negro se originan en la misma planta Camellia sinesis, por lo que según investigadores afirman que ambas variedades tienen cantidades similares de polifenoles.

    Además, varios estudios avalan que los beneficios del té verde a la hora de prevenir la pérdida de memoria en edades avanzadas es muy significativo. Incluso una investigación realizada por el NCI vincula al té verde con una mejora en la memoria y la prevención del Alzheimer. En cuanto al té negro, éste es rico en teaflavinas y terubiginas (componentes que dan esa coloración rojiza), quienes reducen el riesgo a padecer complicaciones de salud como osteoporosis, cálculos renales, colesterol elevado, diabetes y Parkinson.

    Té negro

    De hecho, el té negro contiene más cafeína (64 a 112 miligramos de cafeína por taza) que el té verde (entre 24 y 39 miligramos de cafeína por taza), por lo que el té negro eleva los niveles de energía y activa el metabolismo. En lo que respecta a las vitaminas, el té verde contiene más cantidad de vitamina A y C que el té negro. En el caso de la vitamina B3, el té negro contiene el doble de dicho nutriente, aunque al elaborar la infusión la concentración se minimiza, igualándose el valor en ambas bebidas.

    Al final, el té verde y el té negro han demostrado evitar el crecimiento de tumores cancerígenos a la vez que ayudan a activar el metabolismo para favorecer la pérdida de peso, reforzar los huesos y mejorar la piel. Por lo tanto, los dos son igualmente beneficiosos para el organismo, siempre y cuando la ingesta sea moderada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *